Plantillas infantiles

Una marcha errática o una postura inadecuada de alguna estructura corporal, pueden ser señal alarma de una mala alineación del pie, por lo que debemos prestar atención a los pies de los niños para que esto no afecte al correcto desarrollo del aparato locomotor.

Muchos padres se preguntan cuándo deben llevar a sus hijos al podólogo. Para ello, es clave que sepan detectar algunas de las señales que indican que sus pies necesitan algún tipo de tratamiento, como pueden ser: pies planos, las puntas de los pies metidas hacia dentro, esguinces crónicos, piernas en forma de X o en paréntesis, caídas o tropezones más frecuentes de lo habitual, falta de estabilidad a la hora de caminar, etc. La mayoría de estas patologías se pueden corregir o paliar con el uso de plantillas personalizadas para niños.

Además, el éxito de las plantillas personalizadas es mayor en el caso de los niños, ya que estamos corrigiendo y previniendo problemas en su edad adulta. Los pies son una estructura ósea que no acaba de formarse hasta el final de la adolescencia, por lo que cuanto antes se corrija la patologí­a, mejor y más duradero será el resultado.

¿Cuándo debes llevar a tu hijo al podólogo?

Si tu hijo sufre alguno de estos síntomas, es conveniente que solicites cita en Podoronda, tu podólogo de Granada para un diagnóstico gratuito. De esta forma podremos corregir o prevenir lesiones futuras:
  • Tiene los pies planos.
  • Tiene las piernas en X o en paréntesis.
  • Mete las puntas de los pies hacia dentro.
  • Camina de puntillas.
  • Se cae con frecuencia o sufre lesiones o esguinces a menudo.
  • Se queja de dolor en los pies, tobillos, rodilla, caderas o espalda.
  • Desgasta el calzado de forma irregular.

La mayoría de estas patologías se pueden corregir con el uso de plantillas.

Plantillas infantiles

Una marcha errática o una postura inadecuada de alguna estructura corporal, pueden ser señal alarma de una mala alineación del pie, por lo que debemos prestar atención a los pies de los niños para que esto no afecte al correcto desarrollo del aparato locomotor.

Muchos padres se preguntan cuándo deben llevar a sus hijos al podólogo. Para ello, es clave que sepan detectar algunas de las señales que indican que sus pies necesitan algún tipo de tratamiento, como pueden ser: pies planos, las puntas de los pies metidas hacia dentro, esguinces crónicos, piernas en forma de X o en paréntesis, caídas o tropezones más frecuentes de lo habitual, falta de estabilidad a la hora de caminar, etc. La mayoría de estas patologías se pueden corregir o paliar con el uso de plantillas personalizadas para niños.

Además, el éxito de las plantillas personalizadas es mayor en el caso de los niños, ya que estamos corrigiendo y previniendo problemas en su edad adulta. Los pies son una estructura ósea que no acaba de formarse hasta el final de la adolescencia, por lo que cuanto antes se corrija la patologí­a, mejor y más duradero será el resultado.

¿Cuándo debes llevar a tu hijo al podólogo?

Si tu hijo sufre alguno de estos síntomas, es conveniente que solicites cita en Podoronda, tu podólogo de Granada para un diagnóstico gratuito. De esta forma podremos corregir o prevenir lesiones futuras:
  • Tiene los pies planos.
  • Tiene las piernas en X o en paréntesis.
  • Mete las puntas de los pies hacia dentro.
  • Camina de puntillas.
  • Se cae con frecuencia o sufre lesiones o esguinces a menudo.
  • Se queja de dolor en los pies, tobillos, rodilla, caderas o espalda.
  • Desgasta el calzado de forma irregular.

La mayoría de estas patologías se pueden corregir con el uso de plantillas.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies